neumaticosasensio

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

¡Los neumáticos son un accesorio fundamental para el automovil! Con el fin de obtener un vehículo con mas seguridad, se suelen cambiar los neumáticos.

Neumaticos Asensio le ofrece unos consejos de cara a la transformación de sus neumáticos:

Aumentar el diámetro de las ruedas:
Para aumentar el diámetro de las ruedas, se debe comprobar primero que el diámetro y la anchura de la llanta estén adaptados a los nuevos neumáticos que se montan como sustitución. También se debe controlar que la desviación de su rueda (es decir la distancia en milímetros que separa el eje de la llanta y la platina de fijación del eje) sea compatible con las nuevas cubiertas. Finalmente, y para respetar la legislación vigente, se debe controlar que los neumáticos no sobrepasen las oscilaciones de su vehículo y que no provoquen ningún problema de ámbito mecánico. Comprobar la norma E.T.R.T.O. para transformaciones de neumáticos.

Atención, cuando modifique los diámetros de sus neumáticos, aun respetando los datos y las tolerancias indicadas por los fabricantes de neumáticos, se modifican los datos del fabricante del vehículo. Se aconseja por tanto acudir a un centro de inspección técnica para controlar las correspondencias elegidas para su vehículo. Todo ello para evitar problemas con su asegurador, en particular en el supuesto de un accidente grave.

Índices de carga y de velocidad: ¡Se deben respetar a toda costa!
Cuando cambie sus neumáticos, deberá respetar los índices de carga y de velocidad recomendados por el fabricante de su vehículo. En concreto, deberá adquirir neumáticos que tengan índices iguales o superiores a los originales.
Los índices de carga y de velocidad se indican en el flanco de sus neumáticos. El índice de carga aparece simbolizado por un número correspondiente al peso que soporta el neumático. El índice de velocidad, simbolizado por una letra, corresponde a una velocidad que puede soportar el neumático.

Si no se respeta el índice de carga, se corre el riesgo, entre otras cosas, de que las llantas se agrieten y se rompan porque el neumático no pueda soportar él solo el peso del vehículo.

Si no se respeta el índice de velocidad, se corre el riesgo de que revienten los neumáticos. Se provocará este reventón debido a que la estructura de los neumáticos no es suficientemente robusta con respecto a la velocidad media a la que se supone que debe circular su vehículo. De hecho, la velocidad provoca el calentamiento de los neumáticos, por lo que éstos podrían calentarse hasta sucumbir a la temperatura.




 
Copyright 2016. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal